Con la piel erizada, así dejó el itagüiseño Albert Sánchez a los jurados del programa concurso Yo Me Llamo de Caracol TV, luego de imitar a Roberto Carlos con la canción “Cóncavo y convexo”.

Bastaron pocos segundos de la interpretación para que Jessi Uribe, Amparo Grisales y Cesar Escola, de manera unánime, dieran luz verde al participante y le otorgaran el pase directo a las galas en Bogotá.

Albert es un joven de 23 años, nacido en Angelópolis y residente de Itagüí desde los 17 años. En 2016 empezó a trabajar como profesor de técnica vocal infantil en la Casa de la Cultura del municipio y fue allí donde se convirtió en un seguidor del “Rey de la música latina”.

“Para el coro yo quería canciones que a los niños los marcaran, que hablaran sobre valores, la vida, la familia, entonces empecé a buscar y encontré la canción “Un millón de amigos”, comencé a montarla con mis alumnos y ahí inicié a seguirle el rastro a Roberto Carlos”, dijo el imitador.

Sánchez agrega que siempre ha tenido habilidades para la imitación, en las reuniones sociales siempre emulaba a políticos o a personas de su familia para hacer reír a sus amigos.

Desde la primera temporada de Yo Me Llamo, soñó con hacer parte del programa, pero tomó la decisión de presentarse solo hasta este año porque quería prepararse lo suficientemente bien para hacer una buena representación.

“Desde la primera versión del programa siempre quise estar ahí, no me había arriesgado pero sabía que algún día lo iba a hacer. Estuve a punto de presentarme en el 2018, pero decidí esperar un año más para estudiar bien el repertorio y el acento que es lo más complicado”, explicó.

Albert asegura que quiere ser un ejemplo de perseverancia para sus alumnos, quiere demostrarles que soñar si vale la pena y que tarde o temprano, según él, a las personas buenas se les abren las puertas para cumplir las metas.

Aunque no nació en el municipio dice sentirse como un itagüiseño más, en esta ciudad conoció a quien ahora es su esposa y tuvo la posibilidad de dedicarse a su mayor pasión, la música.

“Itagüí me acogió, me brindó oportunidades y ha sido mi refugio. Le debo mucho a ese hermoso municipio por todo lo que me ha dado. Espero poder contar con el apoyo de todos sus habitantes, voy a darlo todo por representarlos lo mejor posible”, afirmó Albert.