Desde hace algunos años en Medellín, se convirtió en una costumbre recibir el último mes del año con pólvora, una tradición cuestionada por el riesgo que representan estos artefactos explosivos para la integridad física de los seres humanos y de los animales.

Sin duda alguna, los perros y gatos, son algunos de los seres vivos que más sufren con la “alborada” por el susto y la desorientación que puede causarles el ruido exagerado de la pólvora. Estrés, abortos o muerte súbitas, son algunos de los riesgos a los que estos animales están expuestos por el uso de la pirotecnia.

“Pueden presentar taquicardia, temblor, angustia, aturdimiento… además, por la curiosidad, intentan interactuar con la pólvora y se puede generar heridas, mutilaciones y cegueras”, explicó a Blu Radio, Susana Lopreto, médica veterinaria.

Para evitar que su mascota sufra con el inicio de las fiestas decembrinas y con la pirotecnia usada durante todo el mes, puede seguir las siguientes recomendaciones:

  • No amarrarlos, esto puede generarles más temor y ansiedad.
  • Escuchar sonidos relajantes, esto ayudará a tranquilizarlos.
  • Suministrar esencias florales en el bebedero.
  • Bloquear puertas y ventanas para evitar que huyan.
  • En caso de que resulte herido por pólvora, cubrirlo con una toalla húmeda y acudir a un veterinario.