Tres nombres, un solo virus

Esta vez la Organización Mundial de la Salud se aseguró de darle un nombre fácil de pronunciar al virus y evitando caer en la estigmatización de un país, un animal o un grupo determinado de personas; no olvidemos que debido al pánico que causo el nombre de “gripe porcina” cuando empezó el brote de H1N1, en Egipto sacrificaron 10.000 cerdos a pesar de que el virus no había sido encontrado en estos animales, sin embargo son varios los términos que usamos a diario para referirnos al tema que ha tenido al mundo en vilo hace ya más de un año.

Coronavirus

Sin duda el año 2020 será uno de los más recordados y en gran medida esa recordación está asociada a una palabra que nunca antes habíamos escuchado y que hoy no es indiferente para nadie. Se trata del famoso “coronavirus”, nombrado así desde finales de los años 60 por su similitud con una corona solar.

Covid-19

El término Covid-19 hace alusión a la enfermedad causada por el coronavirus y surgió en cambio hace casi un año, el 11 de febrero de 2020, cuando Tedros Adhanom, director de la Organización Mundial de la Salud, dio a conocer desde China el nombre de la nueva enfermedad que azotaba el mundo.

El nombre se toma de los términos “corona”, “virus” y disease (enfermedad en inglés), y 19 representa el año en que surgió (la OMS tuvo conocimiento del brote el 31 de diciembre del año 2019).

SARS-CoV-2

También hemos aprendido que los encargados de bautizar los virus son los integrantes del Comité Internacional de Taxonomía de Virus (ICTV) y haciendo alusión al Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SARS) y al “coronavirus 2”, eligieron el nombre SARS-CoV-2. El SARS-CoV-1, el virus que causó el brote de SARS en 2003, fue una enfermedad que infectó a más de 8.000 personas y mató a cerca de 800.